Soy hombre (por Justo Fernández)


Soy hombre, si.
Soy este hombre, no soy todos los hombres. No padezco de nacionalismo masculino. No soy ni gregario, ni patriótico de género. No me identifico con ninguna «nación Hombre». Soy libre emocionalmente, al menos en eso. Podéis, puedo y podemos demonizar o enaltecer a todo el sexo masculino. No me importa. No me siento ni atacado ni alabado. Escucharé atento por si algo me resuena, por si me es útil, que casi siempre lo es. Pero ninguna generalización afecta al sentimiento que de mi tengo.
Me dedico a trabajar en mi y en mi entorno más cercano. ! Que ya es mucho trabajo !
Busco la Libertad. Busco mi ser, libre de viejos condicionamientos. Por eso busco primero limpiar mi machismo en mi, y, si me queda energía, ayudar a otros a hacerlo. Por eso busco primero deshacerme del patriarcado en mi, y, si me queda energía, ayudar a otros a hacerlo. Por eso busco encontrarme con mi masculinidad sana y con el Amor incondicional que habita en mi paternidad.  Mi primera responsabilidad es no transmitir esos caducos patrones. Mi conciencia me dice que mi hijo varón me mira atento. Presto atención a mi realidad, más que a teóricos modelos ajenos, ni a perfectas masculinidades de otros.  Y cuando escucho hablar de «los hombres», yo siempre lo agradezco, porque me sirve, y mucho, para mirarme dentro.
Que el machismo mata, la desigualdad aliena y el patriarcado esclaviza y cosifica NO es una ideología, es una simple descripción de nuestra lamentable cotidianidad.  Sobre esto a estas alturas ya no hay mucho más debate ni palabrería, solo queda el trabajo: condena sin paliativos de cada acto machista y de desigualdad …  limpiarnos en nuestro interior de vestigios de todo eso  …. y dejar de transmitir a nuestros hijos esos repugnantes modelos …
Trabajemos en nosotros y en nuestro entorno cercano. Trabajemos en la calle, a pie de obra, en directo. Trabajemos, con voz firme o en silencio. Trabajemos con y por el feminismo, por la igualdad, contra la insoportable violencia de género …. Trabajemos por la Libertad y por el Amor, sin patrones ni creencias, ni modelos. Y si alguien, se sienta hombre, mujer, o lo que sea que se sienta, quiere que trabajemos juntos en esto, será para este hombre un enorme privilegio: ayudar y dejarme ayudar.
Hay mucho que hacer y mucho que celebrar si se hace.
Justo Fernández

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *